El poder de la escala pentatónica

Por Héctor.

Increíble. Estaría muy bien probarlo en un taller musical:

¡Bidzs!

Por Héctor y Belén.

Este es el sonido que produce una sinapsis (o algo parecido). La sinapsis es el método de comunicación que utilizan las neuronas para transmitir información y gracias a él surgen nuestros pensamientos, emociones y conductas. Al nacer se inicia una reacción en cadena que se prolonga a lo largo de los años: nuestro sistema neuronal aumenta como consecuencia de las experiencias que vivimos (obviaremos la época del botellón en este análisis).

Sinapsis provoca otra reacción similar. Estimulamos a la gente para que comparta sus conocimientos, cada vez seamos más y el grupo se extienda.

Este blog representa el ¡bidzs! para seguir con el proyecto. Esperamos que os animéis y continuéis formando parte de esta gran red neuronal.

Érase una vez…

Por Belén.

…un aula mágica con paredes invisibles desde la que se podía ver el cielo, escuchar el viento y percibir la suave fragancia de la hierba que yacía a nuestro alrededor. Este aula recibía el nombre de Sinapsis.

El   profesor,  un gusanillo muy listo que había terminando dando clases en este maravilloso lugar, compartía la afición de tocar la guitarra con la de escribir relatos. Hoy la clase, la cuarta en Sinapsis,  iba de esta segunda afición.

Ocho participantes se presentaron  decididos a sumergirse en la tierra de las letras y en el mundo de la imaginación. Pero pronto descubrieron que las canciones, los videoclips e incluso las fotos nos cuentan su  propia historia.  No sólo hay un tema y un enfoque sino que  cada uno pone en ellas sus sentimientos y pensamientos.

Uno de los ocho participantes, una guapa modelo americana, opinaba sobre un post de Automatics:

anoche a las 10 quedé con mi chico para hablar por internet

5 minutos antes sentí la necesidad de correr al baño a lavarme los dientes

La modelo explicaba que el texto le trasmitía inseguridad y enamoramiento. Sin embargo, otro de los asistentes, un cultivador de marihuana hippie, comentaba que a él le sugería infidelidad y desconfianza.

Berlín 003

Berlín 003

Además, el cultivador, opinaba sobre esta foto de Sandra en la aparece un reloj y una estación de ferrocarril. Decía que le sugería soledad y la idea del cielo y del infierno. No obstante, a Olivia (la de Popeye), le parecía que la foto hacía referencia al  paso del tiempo, a las oportunidades que pasan  en la vida, concibiendo los trenes como un símbolo de esta idea.

Hemingway pasó por allí y nos dejó las normas de su decálogo del buen escritor. Una de ellas dice así: mézclate estrechamente con la vida. Si no tenemos experiencias no tenemos la posibilidad de escribirlas.

Más tarde, el profesor  apareció con una  bolsa llena de juegos con los  que dar rienda suelta a la fantasía. Otro de los participantes, Hugh Grant, pintaba dibujos inexplicables. Una aladina con trenzas imitaba gestos divertidos y alocados para enseñar al  resto  personajes fantásticos y un bohemio escritor explicaba palabras en clave.  En este aula mágica, todo el mundo reía, imaginaba y participaba.

Y llegó el momento cumbre,  el profesor abrió el cofre de los ingredientes (los personajes, los lugares, los pensamientos, objetos…) y de las técnicas literarias (romper la cuarta pared, deus ex machina, metaficción, giro de guién, flashback, etc.) y creamos  dos grandes historias, la de Jacinto  y la  de Tomás Turbado.  En ellas había amores, espionaje, persecuciones de coches, bailarines, identidades desconocidas y descubrimos gracias al gusanillo las diferentes partes de una historia, la importancia de los ingredientes y los recursos literarios más utilizados en los relatos.

La tarde acabó y todos nos fuimos  felices y comimos perdices.

Post en [Onlyways] del 10.08.09

Analizando a Rain Man

Por Belén.

Ayer se celebró el tercer taller Sinapsis,  titulado ANALIZANDO A RAIN  MAN, El autismo  a través de los ojos de Raymond y otros personajes con autismo en el cine. Una casa, diez participantes y mucho cine.  Su formadora, Julia Robles, una psicóloga con experiencia en el tema nos explica con detalle cuáles son las características de este tipo de personas: dificultades en la comunicación,  en la sociabilidad, en la capacidad de abstracción, en la flexibilidad y otros trastornos asociados.

Además, visionamos escenas de Rain Man, Mozart y la ballena y Un viaje inesperado. Hablamos  sobre las habilidades peculiares de algunas personas con autismo como las que aparecen en Rain Man, cuyo  protagonista es capaz de aprenderse un listín telefónico y posee una especial habilidad para contar y manejar los números. Debatimos sobre si son capaces de enamorarse y descubrimos bastante sorprendidos a través de Mozart y la ballena que el amor y el cariño pueden estar presente en sus vidas.  Analizamos con interés  a través  de Un viaje inesperado cómo con dibujos y pictogramas las personas con este trastorno avanzan y  son capaces de salir de esa “burbuja interna”. Observamos que sufren y  que sus ataques de violencia son debidos a la ansiedad que padecen cuando no son capaces de asimilar lo que está ocurriendo a su alrededor. Rompemos tópicos y aprendemos que estas personas no son “cabezonas” o “maniáticas”  sino que  necesitan de rutinas y de orden  para adaptarse al mundo.

Nos damos cuenta, que muchas veces, nuestra falta de conocimiento nos hace juzgar y rechazar aquello que no entendemos y a través de este taller descubrimos que no son autistas sino personas con autismo.

¡Gracias Julia!

Post en [Onlyways] del 3.08.09

Una buena idea

Por Héctor.

Han pasado 11 días desde que se nos ocurrió a Belén, Mayra y a mí, formar un grupo de gente interesada en intercambiar ideas y conocimientos a través de talleres, charlas o debates. La idea surgió tomando unas cañas -Dios sabe que me duele en el alma que no fuera de otra forma más original- en el Gato Verde de Lavapiés. Al día siguiente nos pusimos a ello. Pensamos en el nombre del proyecto –Sinapsis-, diseñamos el logo y creamos un grupo en Facebook. Además, escribí varias entradas en el blog sobre el asunto y enviamos algunos mails a amigos y conocidos.

Internet, sin duda, nos ayudó a difundir la información. Pero también fue imprescindible la comunicación cara a cara con las personas o las llamadas telefónicas. La iniciativa resultó atractiva desde el principio y, aunque los posts sobre el tema no se llenaban de comentarios -es decir, el interés no era visible en la red- lo percibía al hablar con la gente. Hubo que esperar a crear el grupo en Facebook para que este interés se manifestase en Internet. ¿Por qué? Unirse al grupo de Facebook sólo cuesta un clic y, en la situación social actual, no se puede pedir más: si algo te interesa, haces clic. Cualquier inversión de energía adicional es una excepción que confirma la regla de no implicación y no participación. Por suerte, en Sinapsis hay mucha gente que quiere confirmar esta regla haciendo exactamente lo contrario de lo que dicta.

Ya somos 25 personas en el grupo de Facebook y he de reconocer que la plataforma, a pesar de mis críticas, es técnica, funcional y visualmente perfecta para gestionar grupos y organizar eventos a través de Internet. El primer taller Sinapsis, Una tarde de sexo, se realizó este domingo, acudieron 11 personas y, además de participar en el taller, tuvimos la oportunidad de conocer gente nueva. Os animamos a todos a impartir vuestro propio taller en las siguientes semanas sin preocuparos de vuestra experiencia en este sentido. Belén, Mayra y yo podemos ayudar y aportar ideas para cualquier actividad que queráis preparar.

Gracias a todos por ayudarnos a que Sinapsis, por lo menos, empiece a caminar. Este domingo daremos el segundo paso con el intercambio lingüístico Language practise in the park, organizado por Katie Bird.

Post en [Onlyways] del 21.07.09

¿Qué hace esa ahí?

Por Héctor.

Domingo por la tarde en el Parque del Oeste. Una mujer joven, de ojos pequeños pero misteriosos que lleva una camiseta de tirantes con diminutos corazones rojos estampados, está de pie, sola, esperando al lado de  una pizarra blanca sujeta a la rama de un árbol que gira según sopla el viento. Entre tanto, un perro se baña en el riachuelo artificial que pasa cerca del árbol y, el dueño del animal, en la orilla opuesta, se pregunta qué narices hace esa chica ahí y cuál es el motivo que le ha llevado a escribir en la pizarra Una tarde de sexo. La razón es simple: ella es Belén y está guardando la zona de césped que hemos elegido para impartir el primer taller Sinapsis, titulado Una tarde de sexo. Después de que algunos paseantes más miren extrañados a la profesora solitaria, llego al lugar junto con todos los participantes.

Comienza el taller. Desde el primer momento, hay que moverse, implicarse y hablar con el resto de la gente. Las actividades son divertidas, originales y, en cuanto al contenido, no caen en los tópicos de las clases de educación sexual habituales. Hablamos del petting, del tuppersex y del sexo tántrico. Discutimos si los celos están relacionados con la inseguridad, si las mujeres tardan más en llegar al orgasmo que los hombres o si una pareja que no incluya la penetración en su relación sexual tiene un problema o no. A través de varios role-playing en los que el chico toma el papel de la chica y viceversa, reflexionamos sobre las pautas de comportamiento de ambos sexos en algunas situaciones comprometidas como tío entra a tía en bar o novio propone sexo anal a su novia. Además, por medio de dos debates, uno femenino y otro masculino, comprobamos que la forma de abordar el sexo en los grupos de mujeres es totalmente diferente a cómo se trata el tema en los grupos de hombres. Por último, experimentamos con dibujos los problemas de comunicación que puede haber en la cama o fuera de ella y hablamos sobre situaciones de estancamiento sexual en una pareja y cómo superarlas.

Acaba el taller. Se ha pasado volando. Después de hablar de sexo durante tres horas resulta fácil continuar con el tema pero, sobre todo, apetece pasar a la sesión práctica privada lo antes posible y…, en fin, ya sabéis.

¡Gracias Belén!

Post en [Onlyways] del 20.07.09

Una tarde de sexo

Por Héctor.

Este domingo día 19 comienzan los Talleres Sinapsis con Una tarde de sexo. Porque del sexo siempre queremos saber más… impartido por Belén Martínez Avidad. Las fechas del resto de talleres no están confirmadas. Os informaremos cuando lo estén.

Una tarde de sexo – Porque del sexo siempre queremos saber más.

ORGANIZA: Belén.

CONTENIDO: Este taller va dirigido a todos/as que quieran saber un poco más de su sexualidad, tengan o no pareja. El taller será lúdico, dinámico y participativo. No os asustéis que no vais que tener que contar ninguna intimidad o hacer alguna práctica en directo… [seguir leyendo]

CUÁNDO: Domingo 19 de julio a las 18:30 en el Parque del Oeste.

Post en [Onlyways] del 16.07.09


¡Únete!


Álbum de fotos

UNI21 008

UNI21 007

UNI21 006

UNI21 005

Más fotos

Posts más vistos